Diario

Diario Personal – Recuerdos

Mis Vivencias Personales – parte1
Recuerdo vagamente lugares, sabores y aromas que ya pasaron hace mucho, mucho tiempo atras.
Recuerdo haber sido feliz en un mundo perfecto de iluciones, recuerdo a mi Madre haberse caido y lastimado su joven rodilla, recuerdo su exprecion de dolor dibujado en su rostro y la piel salirsele de la carna en diminutos jirones, recuerdo su mirada moviendo la cabeza como queriendome decir algo que no entendi realmente, senti la preocupacion invadir mi alma, y, que raro, senti que el golpe me dolio mas a mi que a ella.
Tenia puesto un vestido enteriso media falda de color rosado clasico de los 60, recuerdo que la tela era bastante gruesa en comparacion a las de nuestra epoca, y sus cabellos lacios se mesclaban sutilmente con sus hombros en una conjuncion casi perfecta.
Recuerdo que este, mi primer gran temor, sucedio frente a la casa donde viviamos en el Km3 y que tiempo despues mi abuelo Eliseo Christensen Habito hasta el fin de sus dias.
Si, frente a la vieja casa que siempre estuvo y aun dia esta.
Recuerdo que era aun muy pequeño y aun me veo parado frente a ella sin saber que hacer y como ayudarla, realmente senti un temor muy grande de perderla, claro que un simple raspon no lo haria, pero entinedan, era aun muy pequeño.
Ese fue mi primer golpe emocional a corta edad que sufri, y lo recuerdo como si fuera ayer, hasta la brisa que soplaba y las nubes que pasaban estan registradas en mi mente. Y si no me equivoco, seria el año 1974 de nuestra era.
Años mas tarde me inscribieron en la Escuela Republica del Peru, sito en avenida San Martin km 2 de Eldorado, empeze en el Jardin Infantes y todo resultaba extraño y nuevo para mi, nunca estuve con tantos otros chicos de mi misma edad, era una experiencia que llenaba de Adrenalina mi Sangre, como un cortocircuito neuronal intenso, muy intenso.
Lo extraño del caso es que solo recuerdo ese primer dia, el salon en el que asistiamos y nada mas, el resto se borro por alguna extraña razon, en fin.
Luego mi primer grado que se dictaba en otro edificio separado por un gran patio, el lugar donde se isaba la bandera y una larga escalera, ese año descubri mis dotes de dibujante.
Perdido en esa lejana mañana de verano la maestra de turno, la Sra. Fleisher pidio a la clase que hagamos cualquier dibujo, el que mas nos gustaba, en fin, no se porque motivo dibuje una gran Iglesia con sus torres, campana y todo, y resulto que la hize tan bien que fue el boom de la escuela, teniendo en cuenta mi edad, pues, nadie creia que yo lo habia hecho, ni yo creia que harian tanto escandalo por un simple dibujo.
A veces pienso donde habria ido a parar aquel primer dibujo, que estampado en amarillentas hojas gruesas Rivadavia paso a ser un muy buen recuerdo mio y de quien sabe quien mas.
Tal ves exista aun en manos de alguien que lo valoro y lo guardo celosamente, cuanto valdria tenerlo nuevamente luego de tantos años, en fin, quedo en mi mente y alli se mantendra hasta el fin de mis dias y mucho depues aun.
En ese primer año sucedieron cosas buenas y malas tambien, habia experimentado por primera ves la satisfaccion de haber dibujado y que a todos les haya gustado e impresionado. Pero tambien experimente la sensacion de golpear a una persona mucho mayor que yo.
En aquellos dias felices mi unico amigo era una persona que tendria unos 8 años de edad cuando yo tendria apenas 4 o 5.
El porsupuesto cursaba un grado superior y todos los dias pasaba con sus hermanas a buscarnos puntualmente a las 6:15 de la mañana, para marchar a la vieja escuela que aun existe.
Madre, Jardin de infantes, Pistoleros, primer grado, primera pelea en defensa de un amigo
Acepto que me costaba mares despertarme y lo recuerdo porque cuando mi Madre iba a levantarme, yo me tapaba de pies a cabeza como escondiendome con la esperanza que no me encontraran y asi no ir a la escuela, en fin, siempre lo hacian, asi es que siempre iba a tiempo a estudiar, siempre me encontraban.
Me sentia realmente impotente no poder decidir que haria ese dia, era una orden y la orden era levantarse, lavarse los dientes, vestirse y salir rumbo a la escuela. Dios, brrrrrrrr, aun hoy dia siento ese frio al sacarme la frasada y levantarme, aunque eso fue un problema siempre cuando joven.
Esa fue mi primer experiencia de sentir la impotencia de decidir un no y que no importase a nadie.
En fin, volvemos a la escuela y en esa escuela en la que cursaba, como dije anteriormente, el primer grado soliamos jugar en los recreos en un pasillo largo de tierra a las carreras a pie, a las canicas o como decimos aca, a las bolitas o a la devera, en fin, Cierto dia, y el motivo no lo recuerdo, mi amigo, el que me buscaba todos los dias para venir a estudiar comenzo a discutir con sus pares varones de grado, yo miraba y mi alma sentia un miedo indescriptible, tenia miedo que lo lastimaran y realmente no vuelva a tenerlo como unico amigo asi es que en determinado momento en el cual uno de ellos lo agarro para golpearlo yo instintivamente tome un garrote del piso. tome carrera, y se lo estampe en la misma espalda con todas mis fuerzas, inmediantamente cayo al piso retorciendose de dolor e incredulidad y ambos corrimos a los grados a ocultarnos, justo toco el timbre de fin del recreo, asi es que ambos estabamos dentro y no nos podian hacer nada ya que las maestras no lo permitirian.
Yo recuerdo temblar y sonrreir por el triunfo de la pequeña y rapida batalla campal, pero tambien sentia temor por las represalias tanto de la Directora como la de los otros jovenes, en fin con los jovenes no paso a mayores pero si con la maestra del turno en la que cursaba el cabesilla golpeado.
Se aparecio a las mismas puertas de mi grado con el chico en cuestion reclamando justicia por lo acontecido, mostrando la espalda del susudicho en cuestion que por cierto parecia una gran morcilla recocida a fuego lento, tenia un gran moreton a la haltura del Homoplato e impresionaba lo fuerte que lo castigue. cabe decir que este cabesilla era mucho mas alto y grande que yo, asi que mi corta edad me ayudaba en la credibilidad de lo acontesido, a tal punto que la Sra. Fleisher gran defensora mia grito a los 4 vientos: Y QUE SE JODA, PARA QUE MOLESTA A LOS MAS CHIQUITOS!!!!!!, despues de eso pareciera no haber sucedido nada grave porque no lo recuerdo, asi que gracias a mi querida Maestra, me salve de la Directora. Y aquel joven, siguio con su vida normalmente, despues, seguramente, de mucho hielo aplicado.
¿Que podia hacer yo?. Con mi corta edad, sin saber pelear o defenderme, mi amigo en peligro, no se, solo reaccione y por suerte no resulto a mayores.
Bueno el año transcurrio normalmente sin problemas mayores.
En ese mi primer grado recuerdo tambien que en la parte trasera de la escuela, en un pinal jugabamos a los pistoleros, nos organizabamos en grupos y gritando constantemente Pam Pam, estas muerto, al unisono del otro lado, en el campo de batalla contrario, Erraste Erraste, pego al lado.
En fin, no habia forma de probar si realmente era asi o no, que vida simple y hermoza, pensar que viviamos una ilusion surealista, pero realmente nos la creiamos al detalle, a veces pienso y me hubiera gustado quedarme para siempre en esa epoca de sueños y mas sueños. Recuerdo que en esos tiempos recien habian salido los televisores a color marca philps y Philo, no digo bien la marca para no propagandear, pero ya ustedes saben a cuales me refiero, y se agarraba en mi ciudad canal 12, sbt, canal 8 de paraguay y canal 4 circuito cerrado que recien empezaba a transmitir en Eldorado Misiones Argentina.
En esos canales mirabamos las series Koyak, los dukes de hazard, el chavo, viaje a las estrellas y otras mas como peliculas de Cowboys, etc, todo eso lo llevabamos en la mente y en base a eso jugabamos tambien.
Luego de ese fantastico año, mis padres me cambiaron al Instituto Hindenburg para cursar el segundo grado, pero esa, esa es otra historia. Una Historia que pronto relatare.
By AAZ – Alejandro Ariel Zuk

 

Mi Diario Parte 2

NOTA:Tan solo discúlpenme los errores ortográficos, esto lo escribi de corrido y sin corregir, espero que no este tan mal. En fin y espero que saquen cosas buenas de esta corta y cruda narración.
Los minutos y segundos, corrian entre luces irregulares e intensas muy seguidamente, entre miles de millones de burbujas erróneas de humedad constante.
Las 5 de la mañana. Temprano, yo sentado en el viejo sofá remodelado volcando vivencias entre oraciones de fe a nuestro Creador y su Madre, nuestra Madre.
Un fino hilo ocre azulados se levantaba lentamente hacia el antiguo cielorraso de épocas muy pasadas ya, ahh esa época, 25 o 30 años atrás en que la abundancia se veía por doquier, una época en la que empezaba a sentir la rebeldía correr por mis venas.
Pensando, sentado, escuchando las gotas caer del cielo, aun muy obscuro, intentando transmitir lo que sentia, viendo rayos de luces muy intensas entre las rendijas de la tosca y vieja edificación de madera, escribiendo lo que estoy a punto de transmitirles tal ves, solo tal ves, ya lo han vivido o lo están viviendo, tal ves, solo tal ves.
Recuerdo no tan vagamente, que algún tiempo atrás, vivia una vida muy feliz, en un mundo creado por mi, que lo consideraba muy solido y acogedor, ese mundo que para Gloria de Nuestro Creador quedo atrás como el viento del desierto, fue mi razón de vivir por muchas semanas, meses y años, esa vida hablaba de muchas idas y venidas en un mundo imaginario de guerras en lugares remotos, de largas cacerias en la espesura del monte y tristes y no tan tristes horas de grandes vasos de cerveza donde la amistad reinaba en derredor mio.
Saben que, estuve tan equivocado que perdi parte de mi juventud en ese mundo imaginario adornado de falsos amigos, de sentimientos de poder irreal y superfluo, perdi muchas cosas, y una de ellas fue mi futuro.
Esa vida me llevo por un camino de tenues luces, de grandes sombras en los rincones, esa vida me llevo por un camino en el que veía personas, muchas de ellas tan o mas perdidas que yo, las veía ir y venir entre largas horas de juergas y transnochadas, esas horas parecían llenar mi alma desde los cimientos, y esas horas también lastimaron a mucha gente que me rodeaba y que querían lo mejor para mi vida, y que ya no están.
Que equivocado estaba al pensar que aquellos bares, hombres y mujeres hacían mi vida completa, que equivocado que estaba al buscar cosas que nunca estuvieron ni lo estarán, que equivocado que estaba, tanto que pensaba que solo y tan solo eso me llevaría a la gloria de ser un hombre completo.
A veces el hombre vive en las sombras de superfluas imágenes, tan reales que es como si fuera el camino correcto, aunque muy ondo del alma uno sabe que algo anda mal, pero, ¿ como pensar profundamente con el cerebro lleno de alcohol y mujeres?. Iimposible, no se puede. Y Saben que, es mentira que los mosquitos que transmiten el dengue no pican por las noches, si pican y mucho.
En fin, a veces creemos ir por el sendero correcto y solo dejamos dolor a nuestro paso, a veces llegamos incluso a pensar en lo que los demás se pierden, y que equivocados que estamos, nosotros somos los que estamos transitando por caminos peligrosos y creemos falsamente que los demás se pierden la vida no haciendo lo que nosotros si, encerrados estudiando o haciendo caso a sus padres, pues bien, los equivocados somos definitivamente nosotros.
Nosotros que no escuchamos a los que nos quieren realmente con el corazón, nosotros que preferimos embriagarnos que visitar un acuario de hermosos colores, nosotros que tan solo vemos un arma como el único camino de todos los males, nosotros los que creemos que Dios esta con nosotros en esos momentos y creo que esta, pero triste muy triste, somos carne de cañon de nuestros propios actos y no nos damos cuenta, nosotros somos alcoholicos.
Es tan profundo esta situación que difícilmente dejamos de ser lo que somos, difícilmente dejamos de pensar en eso, difícilmente aceptamos nuestro problema, difícilmente volvemos a tener una vida normal, y saben porque, porque lo que creamos durante largos años es como nuestra propia sombra, no nos deja de lado nunca, tan solo hay que aprender a vivir con la carga y eso cuesta y duele.
A veces miramos delante y vemos sueños que nunca se realizaran, miramos y tan solo vemos, y ahora creo, que esos sueños nos llevan por caminos muy pero muy turbios donde no hay vuelta atrás, creo que solo nuestro creador puede sacarnos de esa situación de grandes logros falsos e inútiles, donde solo queda al final, dolor, remordimiento y locura.
Los que se salvan quedan redimidos, y a los redimidos la mayoría de la gente no lo quiere, y saben porque, porque dicen la verdad, y la verdad siempre pero siempre duele muy dentro del corazón.
En fin, continuemos.
Recuerdo estar sentado en una nueva casa de viejos maderos, alla en las zombras del mismo infierno, donde reinaba la envidia, la maldad y el rencor, en ese lugar vivi 4 largos años y se avecinaba, sin que me diera cuenta, el dia en que la luz brillaría por primera ves en la vida de mucha gente, sin contar la mia.
Esa luz que se acerco rápidamente y que lastimo muy ondamente mis ojos, fue lo que me salvo de mi mismo, de mi ignorancia y mi rencor, aun hoy siento vestigios de esos rencores, y es porque el cambio llego, se quedo, y aun esta, pero mucha gente aun no lo cree, después de muchos años, la zombra aun esta, y de esa zombra hable unas líneas atrás, y como lo suponía, no se va, tan solo se queda quieta, inerte, pero sigue estando.
Ustedes se diran. ¿pero de que me sirve leer esto?. Y si les sirve, porque pueden evitarse o evitar a alguien mas, todo esto que estoy contando y que lo vivi en carne propia, y lastima, como lo dije, a los demás y a nosotros mismos, mucho, tanto que me lleva a describirlo en estas líneas, deseándoles que se alejen de estas cosas negras como el mismo espacio sideral, pero como hasta en el espacio profundo hay luz, estoy aquí narrando esta historia, una mas de un millón de ellas.
Realidad Jesus Virgen unico camino
La vida después de aquello que desgarro de miedo mi alma fue dura, pero dia a dia se fortalecía mas y mas aun, recuerdo que para ese entonces trabajaba de ayudante de albañilería, era un trabajo pesado y agotador, y aun enfermo lo hacia, no quedaba otra, había que seguir adelante, no aflojar.
Recuerdo que salía de mi casa ubicada por ese entonces en el KM1 de Eldorado Misiones, en un barrio muy pero muy humilde, como a las 6 de la mañana, caminaba por 3 kilometros para llegar a las 6:45 de la mañana, esperar 15 minutos y empezar con las tareas en la Obra.
En el transcurso de mi caminata a este lugar, recuerdo que rezaba todo el camino de ida y de vuelta.
Le suplicaba a Dios y la Virgen para que den fuerzas, para no defraudar nuevamente a mi familia, además tenia mucho temor por mi mismo, porque ondas heridas dañaron mi ego profundamente, ya no era mas el intocable ser de verdes trajes de comando.
Era tan solo un ser humano mas buscando el camino de la salvación, no había otra manera de lograrlo, era tan solo rezar rezar y rezar, para que, lo que no se ve y a veces se siente al mirar una flor, un ave, un rio, una montaña, realmente pueda ayudarme, el secreto era tan simple que nunca me di cuenta de ello, no hay que esperar que Dios te ayude, tan solo hay que dejar que el y la Virgen lo hagan. ¿Cómo?, con honestidad, perseverancia y sobre todo mucha fe, creer que va a obrar en tu vida, sentirlo dentro muy dentro de tu pecho mas alla del corazón.
Es difícil pero tan solo rezando el tiempo suficiente, dia tras dia se puede sentir esto que realmente no lo entenderías si no vivieras una situación tal que solo quedaras rezando, orando, pidiendo, arrepintiéndose dia tras dia, meses tras meses, años tras año.
Se llega a tal punto en que regando una simple planta en el jardín, sentís la esencia agradecida de ese ser verde musgo, por la llovisna recibida, cuando el calor azota grandes parajes.
Es increíble esos sentimientos, ver la bruma del amanecer, el rocio sobre las rosas, las aves en los terrados y rojos caminos y sentir que todo eso es parte tuya, es indescriptible y a la ves una muy extraña sensación, es Dios y la Virgen dentro tuyo diciendo, Valora hoy lo que te regalo, valora esto que llena tus ojos y tu ser, valóralo y cuidalo.
Llego a este punto y ya no se que decir, que escribir, tan solo puedo recordar algunas cosas, y una de ellas era que mi familia, tal ves por miedo, tal ves por ignorancia, tal ves, y quien sabe porque, me rechazaba, mi propia madre y no tanto mi madre, y creo que no ella exactamente, mis hermanos, ni mi padre aun creo que me rechazaba, eran mis hermanos por miedo a la enfermedad y la desdicha, que podía traer allí.
Y en cierta forma tenían razón, y no también, creo que fue miedo, miedo a lo que no conocían, tal ves, solo tal ves.
Y saliendo un poco de las metáforas, les puedo decir que en realidad estaba enfermo, y no solo del alma, del cuerpo también, y trataba de superarlo, de salir de esa situación, pero llevaría tiempo, mucho tiempo.
Padecia una enfermedad que se llama Hepatitis, la clase no me pregunten porque cuando fui al medico me la diagnosticaron y luego solicitaron que me haga un análisis, que costaba, no se, pocos pesos, pero aunque no lo crean no disponía de ello, asi es que no me hize nada, tan solo Sali de allí, donde el hombre se hace fuerte en la fe, y lo deje en manos de Dios, Jesus, La Virgen y todos sus Santos y Angeles y Arcangeles, si era mi hora, pues, asi seria.
Y les puedo decir luego de 10 años prácticamente, que Dios, La Virgen y todos ellos existen, solo hay que abrirles las puertas de sus corazones para que ellos puedan entrar y tocarte, protegerte, ayudarte, levantarte, darte fuerzas, y les puedo dar un consejo para Gloria de jesus y la Virgen, y no piensen, we, como repite a Dios y la Virgen, ese es el primer paso para alejarse de ellos: No hagan como yo que llegue a un extremo para aceptarlos realmente, no se equivoquen, y no pierdan tiempo, porque eso realmente no abunda por estor lares, la tierra.
Y recuerden hermanos, que Dios dijo a través de su hijo, “A través de mi Madre, llegaran a mi”.
Bueno, sigamos un poco mas.
Luego de un tiempo, tal ves 8 o 9 meses, comenze a Implorar a Nuestro creador y su Madre que me sacaran de la pobreza en la que estaba inmerzo, de la miseria que tenia, recuerdo que cenábamos y en ese entonces y aun lo hago, agradecia, el pan que nos daba todos los días.
Nuestra cena era Pan y Te sin leche azucarada, a veces un poco de carne, con mucha suerte.
Asi era mi vida, y asi lo fue por largos 4 años o mas, vivíamos en una casa de madera de 3 metros por cuatro de ancho, mi mujer, mis tres hijos y yo, había una cocina, pero hablo de una cocina refiriéndome a la herramienta para cocinar, no el espacio que todos y muchos conocen y no agradecen que tienen, dos camas separadas por 40 cm de distancia y un pequeño ropero, ese era nuestro hogar, y tal ves fue el lugar que mas cosas me enseño sobre la vida que la gran mansión en la que naci y vivi por muchos años.
Ustedes diran, pero y este loco porque salió de la cuna de oro en la que estaba para meterse en una villa miseria, en una casa de 3 por 4 metros y casi sin nada para comer.
Pues, por una mujer, una buena mujer, que aun hoy dia esta conmigo.
Esa historia es cortita, yo trabajaba en el cine local, era soltero, tenia muchos amigos, difícilmente sabia lo que acontecería, en fin, y estaba solo también, y algo que me dañaba tremendamente era estar solo, sin una compañera al lado, en fin, luego de un tiempo conoci a una mujer, que tenia 2 hijos de soltera, estuvimos un tiempo inmersos en tan solo amistad, hasta que fuimos pareja, novios, yo la acepte y ella también, hasta que para concretar lo que, quizás, ya estaba escrito, o lo escribi yo, quedo embarazada, y si hay algo que nunca hice fue la de abandonar a una mujer con mi hijo en su vientre, asi pues, hicimos aquella pequeña casa de madera con un viejo deposito de madera que había en casa de mis Padres y fuimos a vivir juntos.
Creanlo o no, tuve que pelear con todos para sacar esa madera, una migaja de material para llevar a aquel lugar y vivir, no mi fantasia, mi realidad, una mujer con mi hijo en su vientre.
Como se imaginaran, los amigos que antes tenia ya no estaban, exepto uno y tan solo uno de ellos que me visitaba y compartíamos esos cortos momentos que se iba rumbo a lo deconocido, porque no era tan solo un barrio humilde, era un barrio donde había mucha pero mucha envidia y cosas malas.
Y cosas buenas también, pero casi no se las veía, o quizás en ese tiempo no tenia la capacidad de verlas.
En fin solo el estuvo en esos largos días de pobreza extrema junto a mi, y sin necesidad de hacerlo, tan solo me quería y valoraba, y eso se lo agradesco realmente, y el, pues no dire su nombre, pero en cierta ocasión después de volver de una pesca, y que acompañamos a la salida juanto a mi mujer, ya que era de noche, y en la cual entre a un pantano que había, a sacar a una nutria que había caído en una trampa que puso un vecino, la cual aprovechamos, en un guisado. En ese tiempo no se despreciaba la carne, era codiciada, a pesar que hoy por hoy, 2010, en argentina, lo es mas aun, pero la situación es otra.
Gracias a Dios no hace falta matar para comer, o largas horas de pesca, para poder tener algún pes para cenar.
Bueno, hasta aca llegue por ahora, Si Dios y la Virgen quiere, seguire con la parte 3 de este pequeño proyecto de narrar parte de mi vida y la cual espero glorifique a Dios y su Madre y ayude a personas que estén asi o peor aun, para que vean que hay una salida, una realmente que vale la pena.

Hasta pronto y que dios los bendiga grandemente.
PD: AAZ

 

Mi Diario Parte 3

Que puedo Contarles, siempre sumido en húmedos días de ensueño color oro y plata, sumidos en, quizás, un pasado no tan pisado.

Entre mis frágiles piernas un negro humo reposa jadeante, sumiso, indiferente.
Tal ves en el año 1978, creo que si, fue el glorioso año del mundial del 78.
Recuerdo que mi Padre era fanatico de river plate, se sentaba, miraba, recuerdo, en una tv Philips trendset, de los primeros que habían salido por aquella época. Recuerdo que por aquellos años a este equipo de futbol le iba muy bien.
Recuerdo que en la cocina de la casa nueva lo veía fumar cigarrillos negros 4370, era joven, se notaba en su rostro, recuerdo que en una oportunidad en esa casa y de noche, serian las 8:30 mas o menos, abríamos la puerta de adelante y la de atrás, la de adelante daba a la avenida san martin en el km 3 y la de atrás daba a la vieja casona de dos pisos estilo colonial donde nacio mi abuelo don eliseo christiansen.
En esas calurosas noches mirábamos tv mientras mama cocinaba alguna que otra deliciosa cena que todos degustábamos mirando Viaje a las Estrellas con el famoso sr. Spok, estas series llenaban nuestras mentes con iluciones y sueños en obscuras y lejanas galaxias que se accedían por medio de velocidad Warp que poseían estas fantásticas e ilusorias naves interplanetarias de esta serie, que creo, muchos la hemos visto.
En fin, en una de estas tantas noches, recuerdo que cierta ves, un pequeño murciélago entro dentro y se poso en una de las cortinas.
Ocurrio un gran revuelo entre temores, hoy por hoy, infundados, un vampiro había entrado a nuestra casa, jaja.
Para nosotros, pequeños saltamontes, fue un choque muy grande, en un segundo se vinieron a nuestras mentes todas las películas de vampiros que habíamos visto y el pobre e inofensivo murciélago termino a escobazos fuera de la casa.
Esa noche en la cama, con mis hermanos, pues, fue de grandes temores, fíjense, ¿Y si volvia el vampiro?. Jajaja, que tiempos aquellos.
Años mas tarde mis abuelos, don eliseo y doña pindula pasaron a esta casa, y nosotros que eramos 4 hermanos y mis padres pasamos a vivir a la casa vieja de dos pisos.
Aquí se desprende una de las historias mas emocionantes que me toco vivir.
Tendria unos 12 o 13 años de edad, en esa época yo contaba con un laboratorio en el edificio viejo que hoy por hoy es mi taller de electrónica, pues allí en una mesa grande mesclaba pociones y químicos haciendo experimentos sacados de los libros que venían en las cajas de química que mi madre me compraba.
Bien, luego de un tiempo me empezaron a gustarlas estrellas, las miraba de noche y siempre sabia que allí en el obscuro universo, alguien existía, quizás, con una forma diferente o de otra manera.
Tenia un viejo, antiguo manual de astronomía donde explicaban diversas cuestiones y lo que mas procuraba lograr era ubicar las diferentes constelaciones que podía observar en el hemisferio sur.
Lo mas hermozo era ver, en esas claras noches de julio, la via láctea, una gran mancha estirada y blanca saturada de estrellas, planetas y otras cosas mas.
Llego un tiempo en que la atención se centraba en algo en particular.
Debido a que no podría ni siquiera llegar a pensar en navegar a la luna, pues, pensé y pensé y crei que seria buena idea tratar de comunicarme con aquellos, quizás, reales seres estelares.
Asi es que seria conveniente empezar a enviar mensajes mentales a lo profundo del universo, para saber si alguien allí pudiera escuchar y acudir al llamado, y tal ves asi lo hicieron.
Nosotros, los tres hermanos varones dormíamos arriba en el segundo piso, al igual que mis padres y mi pequeña hermana.
Habian tres piezas, mas una donde se guardaban diversas cosas que sobraban y un baño que daba, desde el segundo piso, al campo, un yerbal y la chacra de mi abuelo que hoy por hoy para tristeza mia ya no existe, todo se a convertido en ciudad.
En fin, en este baño, donde veía todo el esplendor de lo que ya no existe me apoyaba en esta fría ventana de aluminio y enviaba mis mensajes a lo desconocido, pasaron, quizás, 2 semanas en la que venia practicando mi teoría telepática, hasta que un dia golpearon la puerta, era mi madre queriendo saber si esaba bien porque, quizás, hacia 30 minutos o mas que estaba dentro del baño.
Mi sorpresa fue enorme cuando me dijo el tiempo que había pasado entre que entre y ella pregunto sobre mi persona.
Para mi tan solo pasaron 8 o 10 minutos, cuando la realidad era otra.
Dedusco que entraba en algún tipo de trance, tal ves, donde el tiempo en mi mente, en mi percepción no corriera a la par de los relojes.
En fin, esto no fue todo lo que ocurrio, días después mi abuela se despertó sobresaltada porque los perros estaban como locos, ladraban sin parar y muy excitados, serian como las 3 de la madrugada, noche clara y fresca sin nubes en el horizonte, ella se levanto y salio por aquella puerta trasera ya mencionada, que daba a la casa vieja de dos pisos y al gran jardín.
Vio como los perros atacaban y a su ves retrocedían como asustados, tal ves, pero sin cesar de defender su territorio a algo que ella no pudo ver ya que se ubicaba fuera de la zona iluminada del jardín.
Recuerdo que en ese lugar había 3 limoneros y dos plantas grandes de naranjas.
Una de esas plantas, el limón aun vive, aunque ya muy viejo, guardando celosamente lo acontecido aquella noche.
Mi abuela grito a los animales e instantáneamente una luz enceguecedora la ilumino proveniente de la casa grande de sos pisos, arriba sobre el techo, y un poco mas.
Esta luz tenia la particularidad, de que a pesar de no dejarle a ella ver absolutamente nada, no lastimaba su vista, su visión.
Al instante que apareció la luz, los animales se calmaron por arte de magia, mi abuela aun cubriéndose la cara se dio vuelta y en ese instante la luz se apago, tal ves fue cuando ella entro y al darse vuelta para cerra la puerta, esta se disipo, se esfumo, nada quedo, solo el silencio, nada se movia, tan solo las estrellas en el horizonte titilaban, el resto como acechado por una extraña enfermedad no se movia, nada denotaba agitación en el lugar. Era como si no hubiese acontecido nada de aquello vivido.
Esa noche nadie despertó, fue una de esas noches sin sueños que te acostas y te despertas sin recordar nada en un nuevo dia.
Ese dia, al mediodía cuando nos reuníamos a almorzar, como era de costumbre, mi abuela comento lo sucedido y pregunto a mi padre de donde había sacado esa lámpara tan potente, el pues, tan solo dijo, no fui yo, ni me entere de lo que paso anoche.
Yo trague lento, tome un vaso de agua de pozo y luego recapacite y aquellos días telepáticos terminaron.
Pero no todo termina aquí, pero eso es otra historia que pronto describiré, si Dios me da la vida suficiente, en mi Diario Parte 4, o quizás 5, tal ves solo tal ves.

Escrito por Alejandro Ariel Zuk – Eldorado Misones Argentina Zona Oeste

 

Mi Diario Parte 4

Siendo exactamente las 6:30 AM de este dia Lunes 5-9-2011 ya retire mis huesos de entre sabanas y algunos cojines desparramados, como si fueran delicados y blancos copos de vieja plantacion algodonera.

Nubes grises en el horizonte anuncian, quizas, tormentas o algun que otro intenso chaparron.

Una, casi vieja y negra perra juguetea por entre mis piernas en el antiguo hol de casa de, casi criados, de una epoca de grandes sueños, una epoca distante atras en el tiempo plagada de recuerdos prosperos y alegres.

.La claridad aumenta progresivamente y tenues rayos en la lejania descargan su energia entre capas de gris agua y cientos de copas verde arboreas.

Bien audible quejas de mantonegro saturan mis timpanos y alegres aves anuncia el nuevo dia que ya comenzo, mientras algunas gotas caen entre ramas y hojas golpeando suavemente la tierra colorada, como debilitandose en cada sucecion de caidas redondeadas y transparentes, de una tierra humeda aun de madrugada que me desperto, 3:17 AM, y en la cual volque oraciones de fé, como queriendome hacer escuchar por entre debiles gritos de auxilio, de socorro, que, aun, quizas, no llegaron, que aun, quizas, no se escucharon en el eter de lo desconocido y negro universo.

Pero dejemonos de metaforas apenas audibles y adentremonos en mis memorias, mis recuerdos.

Miro en derredor, y estoy parado, en parte, de lo que fue uno de los lugares preferidos, en el cual me crie y me malcrie, un lugar donde deambule por casi toda mi infancia y parte de mi pubertad, un lugar que llenaba mi alma de serenidad, de seguridad, un lugar que recordare toda mi vida y aun despues de ella.

Siempre ubicandonos en el km3 de Eldorado Misiones y recorriendo gran parte de la calle Matienzo, unos 800 metros, este lugar se ubicaba entre esta calle y el barrio Giachino de la zona oeste de mi ciudad, por espacio de 800 por 400 metros de superficie.

Este lugar de aventuras y sueños desaparecio, y en este lugar me hize gran parte de las historias que conte y sigo contando.

Dentro de este lugar que me vio crecer habia una plantacion de bananas pequeña, un gran yerbal y un campo grande que se dividia en dos partes separados por una franja de monte que por alguna extraña razon nunca fue tocado. Siempre me preguntaba porque habian dejado esta arboleda y tiempo mas adelante me entere de que los colonos dejaban estos sectores por una simple razon, porque actuaban de cortavientos contra las tormentas que se podria suceder.

A un costado del segundo sector del campo que terminaba en un gran bañadal se encontraba un viejo tesal (plantacion de te) que nunca fue podado ni cocechado, asi es que tendrian estas plantas unos 3 a 4 metros de haltura, muy enmarañados y verde obscuro, refugio de palomas que anidaban por entre sus ramas , acultas de toda vista de cualquier observador que estuviera en el lugar, vistas unicamente por la mañana cuando iban a las plantaciones a comer y tambien cuando regresaban de tardecita o mas temprano cuando el gris plomo del cielo, cargado de lluvias y rayos, se empecinaba en avanzar y descargar antes de tiempo su furia contra la tierra colorada, cubierta de verde pasto y muy pocas veces visto por las noches, de resplandeciente fosforo que al mesclarse con el aire formaba esta suerte de magia nocturna, de viejos huesos enterrados, quien sabe donde.

Se podian ver misteriosos y grandes huecos, abandonados sin nada que reclamar, de viejos buscadores de oro, de entierros, que se empecinaban en buscar basandose en leyendas muchas veces escritas en las que contaban que cuando estas luces fantasmales surgian de la nada, y se elevaban de la tierra muy debajo, habian entierros, y esos entierros ocultaban grandes fortunas, asi es que mucha gente solia cavar en estos lugares con la esperanza de hallar estos mencionados entierros, que en realidad, es fosforo que liberan huesos de animales y que al mesclarse con el oxigeno del aire, producian estas luces nocturnas, que realmente nunca vi. Pero que escuche y muchas veces observe grandes excavaciones y no entendia porque las hacian desconocido personajes de quien sabe que lugar.

Recuerdo que entre este campo y el barrio Giachino habia una franja de unos 200 metros por 600 metros de monte virgen que nunca fue aserrado, se mantenia intacto por la topografia del lugar donde se emplazaba, con una gran laguna en medio rodeado de grandes alecrines, cedros, guatambu y otras leñas cubiertas de isipo, enredaderas y tacuarales.

En este sector nace parte del sistema pluvial, que unico con el arroyo que nace a 2 kilomtros de alli y el bañado del campo que solo existe en mi corazon, forma el arroyo elena que desemboca en el rio parana a la haltura del club nautico de eldorado.

En este arroyo y en esa epoca se podian capturar morenas, peces que se utilizan para pesca mayor como carnada en el rio parana y muy bien cotizada por pescadores de la zona, esta actividad mermo despues de que se construyera la represa de Yacireta ubicada a unos 400 kilometros aguas abajo del parana y por una sencilla razon, los peces de gran porte no suben aguas arriba y hoy dia ya casi no esxisten mas en las correderas del norte misionero.

Como mencion, el lugar descripto lineas atras se puede ver en esta misma pagina, en el sector videos – lugares (LAGUNA PERDIDA). O mejor aqui tiene el link de acceso directo

Aqui practicabamos con unos amigos, que si leen estas lineas de recuerdos, recordaran estas epocas de aventuras imposible de olvidar.

Esta practica – juego consistia en dividir al grupo en dos y mientras y por el lapso de 20 minutos unos se escondian en el monte, los otros esperaban para luego dar caza a los invisibles de turno, era una suerte de ¿quien adoptaba el mejor camuflaje en la zona mencionada?.

¿invisibles?.¿porque?. Pues simple, para participar de esta actividad sacada de algun perdido rincon de mi mente, habia que estar completamente camuflados, con boinas o gorros, camisa, pantalones y botas simil comando americano y que usaban en la guerra de vietnam, Esta indumentaria la conseguiamos en aquella epoca en el Centro de Eldorado llamado Puma Sport, este comercio, creo, se cerro en los años 85 mas o menos, en fin, no lo recuerdo bien pero creo que fue por aquellos años.

Eran verdaderas odiseas, el de mesclarse con el medio que nos rodeaba, donde el 30 porciento de este lugar eran bañados, lagunas, vertientes y mucho barro.

Hoy dia si lo pudieramos hacer de nuevo, utilizariamos esas armas de pintura, que mucho se practica en el mundo, Seria buenisimo jaja, de todos modos, todo sea para pasar el rato con amigos y divertirse. En fin.

Recuerdo en cierta ocacion en la que mi hermano, que ya partio de esta tierra, se habia escondido tan pero tan bien que ni siquiera sus amigos de grupo lo pudieron encontrar.

Llego un punto en el que realmente empezamos a preocuparnos, en fin, miles de posibilidades existian y creoque en nuestras mentes, pocas eran de final feliz.

Habremos estado 40 minutos llamandolo y buscandolo, cuando a pocos metros, de donde estabamos entregados, cansados, de buscarlo, y en el curso de una de las ramas de la vertiente, algo difuso, irregular, se levanto lentamente de entre el barro cubierto de pequeños repollitos de agua (especie de pequeña planta acuatica). Era el desaparecido en cuestion, que no se le ocurrio mejor idea (y muy buena por cierto), de acostarse por entero dentro de la vertiente, cubrirse de los camalotes y el barro y respirar con un pequeño trozo de tacuara.

Al final esos 40 minutos nos vio pasar por encima de el, jajaja, sabia que evitariamos pisar el agua, donde el estaba, asi que saltabamos de ida y de vuelta y nunca lo vimos, hasta que el decidio mostrarse, creo que si era una batalla real, pues, ya saben, no estariamos vivos jajaja, ahhh, los sueños de guerras de aquella epoca, no teniamos ni idea de la realidad, solo queriamos ser una especie de heroes sin sentido en un mundo de sueños y estrofas mal entonadas.

Al final se llevo todos los honores, y sabiamos quien era el mas dificil de encontrar, lo hacia muy bien.

Tendriamos unos 14 años de edad, mas o menos, y los recuerdos de esa epoca, fueron, y seran, al menos para mi, la mejor que e vivido.

Bueno, basta de sueños, volvamos a la realidad, asi es que me despido en esta ocacion, para volver, si Dios asi lo quiere, en mi Diario Parte 5, con estas historias de guri misionero nunca contadas, al menos a mis Padres, porque creo que todos hubieramos ligado, como aca se dice, una buena cintareada (acto de castigar con el cinturon del pantalon), y con razon nos la hubieran dado. Tal ves, solo tal ves.

Un Abrazo desde Eldorado Misiones Argentina

Escrito por Alejandro Ariel Zuk – Eldorado Misones Argentina Zona Oeste

Mi Diario Parte 5

Aquel viaje a San Miguel Corrientes Parte 1

Hoy cuando cientos de hombres perecieron bajo balas enemigas, quiero, deseo, escribir esta quinta parte de sueños pasados cubiertos de una débil bruma, débil por los años que pasaron, débil, perdido en el tiempo del que quizás fue y será el mejor elemento desconcertante de mi pequeña historia de vida que trato, me esfuerzo por plasmar en trozos inertes de papel blanco de algún cuaderno antiguo.

Recuerdo, y pareciera que nuestras vidas se basan en recuerdos, en vivencias que no podemos, no debemos olvidar, alla por el año 1995 trabajaba con un querido tio mio en un supermercado que se llamaba La Esquina, en esos tiempos estaba casado con una mujer que ya no esta, que se fue para no volver jamas, y que se llevo mis luces y las apago de a poco con el transcurso de los años.

Yo, por asi decirlo, en esa época solia cazar en mis tiempos libres en la soledad de las orillas de arroyos en los montes cercanos a mi ciudad, deambulaba de aquí para alla con mi escopeta, mi ropa camuflada, mis botas de caza, una boina, cantimplora y un gran cuchillo de marca solingen alemán que aun existe por alguna extraña razón, era de mi finado abuelo don Eliseo Christiansen y aun lo conservo, de guampa de siervo y notase las marcas de los años en su fuerte acero.

Como decía trabajaba con mi tio en el supermercado, muy popular, en aquellos tiempos, y debido a que el se dedicaba a la cria de animales, alquilaba en corrientes en un casi invisible pueblo llamado San Miguel que tiene acceso a 30 kilometros después de ituzaingo rumbo posadas – corrientes argentina y recorriendo unos 60 kilometros se llega a dicho lugar, de allí recuerdo que debíamos ir unos 25 kilometros entre arenales, pajonales y lagunas en un camino de bueyes, prácticamente, se tardaba mas en llegar al campo recorriendo esos 25 kilometros que venir desde posadas a san miguel que tardábamos 2 horas y media con una Renault Traffic blanca, que quizás sabe quien donde estará el dia de hoy.

Tengo hermosos recuerdos de esos 8 dias que fuimos a vacunar, controlar y hacer los baños químicos a los animales, realmente era todo un acontecimiento esas incursiones, casi diría que mas que trabajo era una linda aventura, en los llanos correntinos alejados de todo teléfono, de toda comunicación con el mundo civilizado.

Recuerdo que durante el viaje ni me imaginaba hacia donde íbamos, y cuan difícil y alejados estaríamos, ni siquiera luz eléctrica había en aquel lugar, todo se iluminaba con lámparas de querosene, allí vivian un viejo mañero correntino de fuerte carácter y muy decidido en todo, era el encargado del campo, y vivía allí creo desde que Dios creo la tierra junto a su mujer y creo dos hijos, además habían y no recuerdo bien, dos o tres vaqueanos mas que ayudaban con la tarea del campo.

Nosotros en la Trafic eramos mi tio, mis 2 primo, un empleado mas, el polaco y yo.

El polaco era un empleado al cual tenían mucha confianza que transportaba los animales a Eldorado para su posterior faenamiento, un tipo particular, que trataba siempre y en todo lugar de demostrar su hombría con pruebas rudas de fuerza, de habilidad en montar caballos y mujeres, claro esta.

Me olvidaba, también nos había acompañado el hijo de un criador de ganado de la zona de Eldorado que no recuerdo su nombre, hace tanto tiempo ya de estos acontecimientos que apenas las caras recuerdo, como si ellas estuvieran inmersos en un mar de lagrimas difusas.

En esta incursión rumbo a corrientes tuvimos un pequeño inconveniente con la traffic, se había detenido como si todo el combustible se hubiera, por una extraña razón, evaporado rápidamente, por asi decirlo, porque el motor paro y nada de lo que en el automóvil había le llegaba corriente, luego de 1 hora de empujar y empujar sin resultados positivos se volvió a abrir el capot y bueno, volvieron a revisar todo hasta que alguien se dio cuenta que un cable principal de la batería se había desprendido, asi que unido la conexión se volvió a reanudar el viaje.

Durante la travesia que duro prácticamente todo el dia, solo recuerdo los chamames de mi tio, el mate infaltable y muchas bromas entre los viajeros del tiempo, un tiempo que quedo en algunas mentes que participaron de aquello, como un vago recuerdo de épocas que no volverán pero que quedaran como tan solo, un buen recuerdo.

En fin, y a 30 kilometros pasando ituzaingo corrientes donde esta la famosa represa entre argentina y paraguay tomamos por una, aun, ruta asfaltada en el puesto de ESSO de combustible, hacia la derecha y recorriendo unos 45 kilometros, o menos quizás, llegamos a San Miguel Corrientes, que magia encierra esta anécdota, porque estoy seguro que alguno de los lectores que pasen por este cruce donde se situa esta mencionada estación de servicio Esso a 30 kilometros viniendo de Buenos Aires de ituzaingo verán esta ruta que corta el campo hacia el interior donde una ves cruzo un traficc blanco con todos nosotros hacia un campo que aun existe y que aun ve animales pastar entre lagunas y matorrales. Un campo de Alquiler como cualquier otro de la zona pero donde mi vivencia breve con el, me hacen escribir estas líneas a 20 años de lo sucedido.

Siento escalofríos recordando estas cosas, corren como ramificaciones eléctricas desde mi espalda hacia mis manos y de mis manos a l negro teclado de mi vida inmersa en historias pasadas, historias que aun las encuentro en mis sueños, cuando mi cuerpo descansa de largas horas en vela, en días grises de esta vida que Dios me cedió tan gentilmente.

Recuerdo que serian como las 1:30 de la tarde cuando tomamos la ruta que une la Ruta 12 con la que se dirige a este Pueblo olvidado entre la sombra de los matorrales.

Hacia mucho calor y paramos en un grupo de arboles que estaban al costado de la ruta, en la sombra correntina, recuerdo que mi tio se acostó a dormir una hora entre cantos de quien sabe que tipo de insecto, mientras nosotros tomabamos terere viendo a nadie pasar, viendo la lejanía que se tornaba difusa y con cierto movimiento al levantarse el calor de esa tierra mágica y gris.

Luego de este breve descanso seguimos paso hasta llegar a San Miguel Corrientes, un pueblo típico y tradicional en estos parajes correntinos, de casas de adobe muy antiguas, calles grises de arcilla y personas que caminaban muy lentamente, como si el tiempo no transcurriera para ellos.

Apenas llegamos nos dirigimos a una pulpería, aun tenia ese nombre perdido en el pasado, pulperia…y el nombre no recuerdo pero les aseguro que era la única, era un comercio de ramos generales donde la gente de campo obtenia los elementos que necesitaban mes a mes, querosene, municion, sal, harina, aceite, yerba básicamente, y a no olvidarse de la caña o de la grapa además del tabaco.

Yo recuerdo haber comprado cartuchos de escopeta calibre 16, unos 40 cartuchos y unas dos cajas de 50 balas calibre 22, mi meta era cazar patillos silvestres ya que a mi tio le gustaba el guisado de estos animales, asi que mi misión era la de obtener patillos en el campo, en perdidas lagunas, para la cena de cada dia.

La escopeta era, recuerdo, una SOLE con sistema full choke, creo asi se escribe, y tenias la posibilidad de achicar o agrandar la punta de salida de los proyectiles según las necesidades de tiro. Muy buena escopeta, perdida, quien sabe donde, en este mundo de realidades y fantasias.

Hoy amanecio un nuevo dia, lunes del mes de abril de quien sabe que año, mis manos frias golpeadas por el implacable sur, escriben estas líneas en una difusa niebla gripal, de miles de confundidas ramificaciones nerviosas.

Aun asi insisto en contar historias arremolinadas en esquinas casi olvidadas de mi mente, quizás haya helado afuera, tal ves, solo tal ves.

En este pueblo, de vaqueanos y de mujeres simples de la vida, me llevo un poco de tiempo entender su espíritu general, me llevo un poco de tiempo entender como asimilaban sus vidas con absolutamente nada de tecnología, y me di cuenta de que había personas que no conocían lo que yo, a esas halturas tenia como conocimiento, a pesar de todo esto, se lo veía muy comodos, muy tranquilos, muy felices, como niños en un corral lleno de juguetes, despreocupados, simples, curiosos.

Al contrario nosotros estábamos como si fuera el ultimo dia de nuestras vidas, apurados, nerviosos, ansiosos de llegar a donde el diablo perdió el mejor de sus zapatos, a ese campo perdido en San Miguel Corrientes.

Estuvimos 1 hora recorriendo el pueblo, luego nos dirigimos por un camino arenoso que al salir a las afueras se ramificaba en dos caminos distintos, uno era ancho y se notaba como si algún tipo de maquinaria mantuviera en buen estado dicho camino y el otro era, a primeras vistas algo asi como una suerte de camino para caballos y carretas, y lo que me temia, justamente por ese camino seguimos viaje, se trabaron algunas bromas en lo que nos tocaba pasar en este tramo de viaje de unos 25 kilometros, grandes baches, cruces de lagunas, la posibilidad de quedar colgados horas en los arenales perdidos en medio de la nada, los increíbles mosquitos, y las leyendas de animales extraños y mitológicos de la zona.

Yo abre tenido unos 16 años por aquellos días, y realmente mi mente rebozaba de imaginación, una piedra rápidamente podría, por algún extraño poder, convertirse en puro oro de montaña, realmente me imaginaba muchas cosas casi imposibles, pero era mágico, me daba vida, era a cada paso algo nuevo, algo misterioso y todo este inmenso lugar que recién conocía lo era también.

Recuerdo que a la Renault Traffic le costaba transitar por estos bancos de arena entre un calor, casi diría, infernal. Habia zonas de arboledas agrupadas como si debajo existiera un gran pozo de agua y allí crecia esa vegetación, eran lugares antiguos, se notaba en los arboles que a pesar de ser de unos 10 metros de haltura sus troncos denotaban un grosor extraño y retorcido.

El resto eran arenales y pajonales, juncales en miles de lagunas llenas de vida, se podían ver hasta ciervos en la lejanía con sus grandes hastas, se podía ver al famoso chaja, perdices que corrian, algunos conejos y zorros en el camino que se ocultaban en la espesura de la vegetación, recuerdo que paramos a preparar un mate en el medio de la nada, mi tio le gustaba hacer estas incursiones y disfrutaba mucho de estos lugares, era como si cada grano de arena perteneciera de algún modo a su existencia, en fin.

Mientras hacían un fuego yo recorri un poco el borde de la arenosa picada y encontré una especie de canaleta natural con agua que corria suavemente, tendría un metros de ancho por 20 cm de profundidad, a simpe vista no se veía nada, solo algas y juncos.

No se quien me había dicho, toma esta picana (caña de pescar) ponele un pedacito de salame y tira al borde donde están los juncos, yo lo mire y me dije a mis adentros, ¿para que? Aquí no hay peces.

En fin encarne el pequeño anzuelo y arroje la lines corta, de un metro, cuando se había casi perdido entre el verde fondo irregular de algas, de pronto algo marron y enorme salio de entre los juncos tomo el anzuelo y se revolcó unos segundo mojándome toda la ropa, yo no podía creer, era una tararira de mas o menos 1 kilo de peso, aun era chica me dijeron, lo que si es que como no usaba empate entre el anzuelo y la línea, en un santiamén corto el nylon y el gran pes se perdió entre todo lo irregular del fondo de esta canaleta natural, estas se conectan entre lagunas y se pueden encontrar grandes peces en estos lugares.

Luego de estar este tiempo casi como un suspiro en aquel lugar seguimos viaje, recuerdo, y pareciera que mi vida es tan solo recuerdos, llegamos a un lugar done cruzaba cristalina agua por el camino arenoso, paramos la traffic y después de unos segundo aceleramos a tope y empezamos a cruzar el canal profundo de agua, recuerdo, vaya, algún dia ¿se terminaran los recuerdos?, ojala que nunca jaja, la cuestión es que el agua entraba por las puertas, llegaba casi a las ventanillas de automóvil y asi como si fuera empujado por extrañas fuerzas la traffic se abrió paso por entre tanta agua y cruzo el canal, luego de un trecho de 3 kilometros sucedió lo que predijeron, quedamos colgados en la arena, y en medio del calor, mucho calor tuvimos que palear debajo del carter de auto hasta que de a poco fue saliendo del aprieto, y liberado ya seguimos hacia la lejanía de amarillenta hierba y un cielo casi mágico de corrientes, tierra de leyendas y viejas historias casi increíbles.

Pasadas una hora ya que habíamos arañado la tierra correntina atascados llegamos a una estancia que tenia grandes portones de quien sabe que tipo de madera rustica, todo cercado por cientos de metros de alambres, no recuerdo bien el lugar pero parecía uno de esos lugares de campos de cria de caballos ingleses, un lugar viejo se notaba y muy interesante.

Recuerdo que había estacionado un unimog gris, como de esos que usa el ejercito argentino en color gris, vaya, con uno de esos, pensaba, no tendríamos problemas en los arenales, teniendo aun el recuerdo de haber quedados colgados en medio de la nada y a tan solo hora atrás.

Pasamos una serie de portones y seguimos por el medio de la nada 5 kilometros hasta que llegamos al campo de alquiler.

La estancia estaba en medio de cientos de eucaliptos de 30 o 40 años, o quizás mas que hacen en estos lugares la suerte de corta vientos en las tormentas y que rodea el asentamiento humano en medio de estos campos.

Descargamos las cosas que llevábamos y nos dirigimos a nuetros aposentos, eran piezas de barro ñau, tierra gris, y techos de paja donde mora la temida vinchuca, cada pieza tenia dos catres y y una pequeña ventanita.

Al dejar mis pertenencias lo primero que hize obviando todo lo que los demás hacían, tome mi escopeta y Sali a verificar el lugar, ponerme al tanto de lo que había, como diríamos aquellos viejos locos perdidos en la historia de viejas guerras, inspeccionar y ponerse al tanto de todo el perímetro, es lo primero que un buen soldado haría estando donde este, verificar el perímetro.

En fin, aclaro, no soy soldado, solo que en esa época era mi locura, y lo tomaba muy en serio.

En fin, sueños de jóvenes llenos de adrenalina, ahora ya al 2012, solo quedan las heridas de ficticias y grandes batallas del pasado.

Camine decidido a una laguna dentro del predio y vi un gran ave posada a media haltura de un eucalipto viejo y seco, la mire, y me dije, esta si es una buena presa, lo que me sorprendio fue que me acerque bastante y no hizo gesto alguno, ni se mosqueo por asi decirlo, apunte, y dispare, cayo pesadamente sobre la gramilla y no se movio mas, la tome y me dirigi hacia donde estaban, aun organizándose los demás, llegue y les dije, miren lo que acabo de cazar, hubo un gran silencio, casi como de ultratumba, nadie hablo por unos segundos, hasta que mi tio papin sosa con aires de grandeza dijo: ¡ Apenas llegamos y ya hiciste cagada!, jajajaja, resulta que esa vieja ave que era un carancho, y como dice el dicho, carancho asado, era el guachito de casi una vida del cuidador, del viejo mañero y sabio, esta gente de la ciudad viene solo para matar a mi viejo amigo pronuncio el hombre, se dio vuelta y salio del lugar, mi tio aun movia la cabeza, en fin, ahora lo vas a comer, esta noche, me dijo. Pues si, le dije, yo como lo que caso, vaya, ni idea tenia, pero el carancho ni los perros quieren comer, parece corcho su carne, realmente nunca mas mire un carancho a través del roido caño de la vieja 16, y me lo comi, aun recuerdo el sabor a corcho de su carne. En fin, de los errores se aprende y se aprende muy bien.

Esa noche comimos un asado y después de una cervezas en lata marca Heineken nos acostamos para luego empezar un nuevo dia de muchas e importantes tareas, esa noche me costo dormir, todo era obscuridad total y escuchaba sonidos nunca escuchados por aquel joven misionero de selvas verdes y húmedas, corrientes era muy muy distinto a todo lo conocido, el cansancio me vencio quien sabe a que horas de la madrugada y todo fue un sueño sin sueños, un descanso casi eterno en la obscura noche correntina en medio de la nada, en medio de viejas historias y personas perdidas en el pasado de quien sabe que ser, a veces me pregunto que abra sido de toda esa gente que hace como 20 o 25 años atrás conoci, es tan nostálgico el pensamiento, el sentimiento, tal ves ellos recuerden lo que hoy recuerdo y suspiran y dicen: ¡ Que épocas aquellas!. Quizas, tal ves, solo tal ves.

CONTINUARA………

En recuerdo de mi querido tio Papin Sosa – Un hombre de Alma Correntina

Alejandro Ariel Zuk – Alejandro_zuk@yahoo.com – teléfono. 03751 – 15579248

Eldorado Misiones Argentina

 

El Cazador – Inicio

 

Como siempre abordo mis relatos y o sentimientos, si los han leido, pues.. esta lloviendo, de echo me a despertado la rama de limon que sutilmente, a veces no tanto, toca…roza…golpea el extremo sur derecho de este viejo techo de cinc.

Cierto dia decidi podar las ramas cercanas al techo, que son o eran mas que nada, varias.

La exuberante naturaleza por estos lares, sin darte cuenta siquiera de ello, invade lenta pero insistentemente las construcciones del lugar.

Implacable trepa, se apoya e inclusive rompe el concreto y nace, florece y se multiplica. Realmente no importa, quizas, el daño que podamos hacerle a nuestra tierra, ella encontrara la manera y sobrevivira, asi pasen 1.000… 10.000…100.000 años lo hara, surgira de entre las cenizas de lo que quede de esta tierra, te lo aseguro.

lo triste en si es el legado que dejamos hoy… a los demas, que llegan al mundo, eso realmente es triste, y de echo…ver como se arrasa la naturaleza, ver como se cierran los rios, ver como contaminamos el aire, la tierra, los rios, ver los peces morir intentando respirar, dando vueltas y vueltas hasta que por fin la muerte lo alcanza, lo encuentra. Ver los animales extingirse y… no se si para siempre, quizas si, quizas no.

ustedes diran, o lo pensaran tan solo un instante despues de leer lo ultimo, mas si viven aqui en este lugar, repetiran en sus pensamientos, … aquella empresa que arroja sus toxicos al aire, al rio, lo tendran en su mente por un espacio corto de tiempo, que surge al ver esos lugares o al leer algo al respecto. No se que tengas en tu lugar de origen, aqui florecen cientos de miles de pinos que cual gemelos se agolpan en vastas extensiones que antes era naturaleza pura, limpia, hermoza… implantados por empresas, que supongo te imaginaras… son muy celosas al nombrarlas, por eso no lo hago.. pero e aqui el dilema al respecto…

Mientras piensas y piensas… y piensas, buscas al culpable directo, te has detenido y quizas… sigas leyendo estas lineas sobre este papel, blanco papel fabricado en base a pasta celulosica, este papel, tan solo este papel de esta resma de 1000 hojas a mi lado implica la muerte de algun ser vivo glorioso que se levantaba en esta tierra. Cuantos han tenido que morir, dejar de existir para que este aqui, hoy escribiendo estas lineas del corazon.

al igual que yo todos usamos el papel, los chicos en las escuelas, vos en tu libreta de anotaciones, en las facturas que recibis, en tantas cosas, asi es que… todos somos culpables del desplazamiento de montes para implantar pinos, todos… Vaya dilema…

Recuerdo… una rama de limonero, si… como mencione subi una ves sobre este techo a podar una vieja obeña muchas veces desgasjada, tome sus brazos y los corte, segui hasta que llegue al limonero que insistententemente golpea sus ramas cuando el viento arrecia por alguna tormenta, pense unos instantes y me dije a mi mismo, si corto esta rama dejare de escribir, la razon, pues… esas viejas ramas de limonero en madrugadas de tormentas me despierta, casi siempre corta la energia, y quedo en las penumbras a la luz de una o dos, quizas… velas y me vienen estos sentimientos, pensamientos y los vuelco en una o varias hojas de papel.

Si… una ves despierto realmente no puedo conciliar el sueño, entre el sonido de sus ramas golpear, el viento y la lluvia, aunque… a veces caen granizos, desde el sur oeste me es imposible dormir, aunque… la mujer a mi lado sigue en sus sueños de gloria, roncando levemente en este mar de obscuridad.

quizas digas, corta sus ramas, descansa, pues… si lo hiciera no estarias, repito, aqui leyendo estas lineas porque nunca hubieron sido escritas.

Asi es que… aquella rama sigue alli golpeando por el viento, como lo esta haciendo en esta madrugada, en este dia que ya no lo es…¿ Lo recuerdas?.

¿ Cuantas lunas han pasado ya sobre este verde intenso de misiones centro norte?. 1..2, quizas 3…  ¿Que fecha es?, ¿que dia es?, solo se que las rafagas del sur oeste han quebrado a la misma mitad el lapacho blanco en frente, se a recostado sobre la linea de energia, energia que alimenta los dispositivos por los cuales el sistema llega hasta nuestra misma alma, nuestro ser; como intentando salvarnos de nosotros mismos y nuestros deseos.

tantas ideas fluyen en estas noches tormentosas, tantos deseos de volcar estos pensamientos en estas hojas de papel… Mis ojos casi ya no ven, ya no leen estas lineas, solo veo borrosos trazos de tinta azul que espero tengan algun sentido en el todo que nos toca existir.

Recuerdo que antaño, en la epoca en el que aun existian estos hermozos lugares, legado de don eliseo mi abuelo que en base a mentiras, quizas… tuvieron que luchar y abrirse paso en las cerradas selvas de aquella epoca colonizadora, comence mi existencia de cazador, cuando aun era muy joven, unos 11 años de edad, 12 quizas…

Cierto dia ibamos a salir con mis padres y hermanos al centro de la ciudad, alli al costado de la vieja casona colonial siempre se encontraban palomas de las pequeñas que llamamos como Yeruti, caminaban por el suelo buscando algun granito de mais o arroz quizas…, en este lugar se descargaban camiones de mercaderias y siempre quedaba algo que aprovechar en el suelo, y ellas aprovechaban de echo.

Mientras esperabamos a mis padres que salieran con el automovil, creo era un ford falcon sprint verde agua caja de cuarta 3.6, vi una de estas palomas frente a mi a unos 4 metros de distancia, comiendo sobre las rocas del lugar, realmente no lo se, no recuerdo bien, pero creo me surgio un sentimiento extraño, queria matarla de un piedrazo, pero y como las posibilidades eran pocas de echo, arroje contra el animal una piedra de tamaño medio.

Cuando salio de mis manos supe que daria en el blanco, una especie de presentimiento en milesimas de segundo que corroboro lo acertado que estaba al ver la roca trazar curso hacia aquel pobre animal y darle justo en el ala derecha, surco el aire casi en camara lenta, al golpearla se desprendieron muchas plumas que se levantaron con el viento sur, en ese mismo instante senti pena y remordimiento, tristeza y al final cargo de culpa.

Pego un salto hacia adelante, cayo y lo volvio a intentar, volar quizas…

Ya era tarde, la roca partio sus alas y quedo alli casi inherte sobre aquellas piedras del lugar.

Me acerque y realmente no recuerdo si estaba viva o no, lo que si les aseguro es que mi conciencia me martirizo por unos dias hasta que erroneamente pense que lo habia olvidado, cada tanto surgia el sentimiento de culpa, casi no la recordaba, a esa yeruti caida en el suelo, recordaba mas que nada el acto de arrojar la piedra contra ella, recordaba ver el proyectil rustico volar y golpearla, recordaba el sentimiento de dolor al verla caer, es que… era innecesario haberla matado, quizas…

En esta olvida nada se olvida, todo queda grabado, cualquier acto asi sea bueno o malo no se olvida jamas. Aquel dia me rendi al mal ( ya hablamos de esto), (sentimiento 11 o 12 creo), me rendi quizas…al mal aquella tarde de invierno.

Lo extraño de todo es que a pesar de todo ese sentimiento de culpa segui adelante como pretendiendo pensar que era algo normal aquello de matar a otro ser vico, lo que comenzo como un instinto termino en una especie de locura, que fue frenada, muchos años despues, pero eso es otra historia que quizas lo cuente, tal ves… solo, tal ves…quizas.

Solo piensa antes de hacer cualquier cosa, piensa… si no te estas rindiendo al mal porque te aseguro que te acompañara toda tu vida, en los dias de sol, en los dias de lluvias y tormentas, en las noches inclusive en tus sueños y esto no es un quizas… es una realidad, lucha en contra de ello, la lucha es la unica arma efectiva que tienes en tus manos.

Pero existen secretos no revelados quizas… no es solo luchar, es creer en el hacedor de todas las cosas, el te dara las fuerzas para luchar y luchar, cree y siguelo pues es lo unico, repito, que te liberara de todo dolor y opresion en esta existencia, ya sabes de quien hablo, Jesus y su palabra, fuerte y de grandes energias que llevaran tu ser a la gloria y seras protegido y liberado en aquellos dias de dolor y preocupacion que quizas estes pasando.

Nunca olvides estas palabras, lucha amigo y no te rindas al mal, porque es el camino opuesto a la luz, la esperanza, la alegria, del amor y un extasis de alegrias inimaginables.

En mi vida e aprendido muchas cosas, para aprender e vivido muchas situaciones no tan gratas y para estar hoy, dia que ya no lo es, escribiendo estas frases.

E tenido que entender muchas verdades a cuesta de sufrimiento, solo espero le sirva a alguien porque no tendria sentido todo esto de no ser asi, desde aquella rama golpeando el techo en noches tormentosas hasta la vela encendida a mi derecha alumbrando estas viejas hojas de papel…

Alejandro Ariel Zuk   9-11-2017  eldorado misiones argentina

 

El Cazador – Viejas Amistades

Despues de esos eventos peculiares (leer El cazador Inicio9, quede con cierto cargo de conciencia por mi accion, por un tiempo, no recuerdo, tal ves 1 semana o mas, tenia alrrededor de 11 años, pero… escribiendo estas lineas, despues de muchos años sigo recordando aquel dia, y realmente, no se porque toco tanto mi ser, pero aun me da pena aquella yeruti (paloma pequeña) caer, no se si el mero echo de haberla matado o verla luchar por la vida que yo quite.

Por aquellos dias, 1982, siempre ibamos de visita a la casa de una familia, donde vivia Iko (asi le deciamos), tenia su padre que era mecanico, su nomre era Her, un hombre que a pesar de ser un poco cascarrabiasera muy apreciado en la comunidad de la zona oeste km3 de eldorado misiones argentina.

En aquellos años habia mucha naturaleza en derredor, pocas casas en comparacion al año del señor de 2017, inclusive lo unico que se encontraba asfaltado era la Avenisa principal, llamada San Martin que corre 11 kilometros desde las costas del rio parana hasta el km 11 pasando por el corazon del centro km9.

Siempre pasabamospor un montecito, detras de la vieja casona colonial de 2 plantas, para llegar a su casa, soliamos andar en bicicleta, y en ese mismo montecito abriamos estrechos caminos para correr carreras, enjabonabamos las curvas entre los arboles y creanme que alli nos hemos salvado de cada golpe horrible que pensarlo hoy dia me hace recapacitar lo peligroso que era esa curva con agua y jabon formando barro que hacia que un pequeño descuido pararamos en los mismo arboles del costado, tambien tirabamos con gomeras en las siestas hora del Yasi Ya-Tere, ser mitologico del norte argentino.

Jugabamos sanamente, habia un campo grande donde la tia Elma criaba unas cuantas vacas lecheras y muchas gallinas, habia una linea de plantas de te y un gran yerbal para terminar en un arroyo y bañado en el bajo donde habia una pileta natural, que ya ni rastros quedan al dia de hoy, solo un arroyo que cruza arboledas y matorrales, solo algun escombro casi indefinible  de lo que fuera la pileta de los bancarios, creo era del banco provincia, ex banco provincia.

Realmente era una muy linda epoca en la que vivi y comparti con esta familia, del hombre mecanico y su hijo llamado iko.

No se en que momento ni como los conoci, ellos vivian a unas 4 cuadras del taller mecanico mencionado, justo y casi detras de la plaza del km 2 donde se encuentra la iglesia catolica a la cual todos asistiamos los domingos, recuerdo que Iko tenia unas diferencias con esta gente ya que cierto dia y no se el motivo, el le habia tirado un bulon al perro de estos dos hermanos sacandole un ojo al pobre animal, desde ese dia y por muchos años, estuvieron en conflicto por ello.

Eran dos hermanos, realmente no recuerdo sus nombres, hoy dia tienen junto a su padre 3 casas de repuestos de distintas marcas de automoviles en el km 8 de nuestra ciudad.

Con ellos empece una relacion de amistad, recuerdo era una familia bastante cerrada, sus padres de poco hablar eran muy ordenados, me sorprendia ello, y prolijos, tenian una casa estilo tambien colonial de madera dura de monte, su apellido no lo mencione por motivos que ya se imaginaran, hoy dia sin permisos no se puede incluir en un relato publico apellidos de personas que no hayan dado su concentimiento.

Con respecto a los hermanos mencionados, ellos tenian dos rifles a aire comprimido, un maeli 5.5 y un saurus 4.5 con los cuales cazaban en los montes en derredor, iba en las siestas eldoradenses a practicar con ellos tiro al blanco, tirabamos tapitas, botellas, latas y como yo no tenia aun historias de caza, escuchaba la de ellos, sus logros, el gavilan que mato a 85 metros que parado en una rama de un viejo pino parana cayo redondito con un solo disparo, y muchas mas que… no entiendo el porque no las tengo en la mente, se que por mis oidos entraron muchas viviencias de este tipo, pero recuerdo cosas puntuales, echos puntuales tan solo, como la del gavilan.

Cada ves que tirabamos, o escuchaba sus anecdotas deseaba realmente tener un rifle como ese, era apasionante y teniendo en cuenta que era la primera ves que tenia en mis manos algo asi, pues se imaginaran mi euforia en aquellos momentos, mis deseos en aquellos momentos. Solo veiamos en las peliculas de cowboys los 44 40 deslumbrantes con los cuales los actores tiraban en vastas llanuras de los EEUU, y si bien no era un arma de fuego para mi personalmente era como si fuese a tocar el cielo en cierta forma al tener en mis manos el deslumbrante maeli 5.5, de frio hierro pavonado negro perfecto.

En definitiva, me propuse tener uno propia, no era el deseo de cazar, tan solo queria tenerlo en mi posecion alguno similar, asi es que y no se como, mis padres me compraron a mi hermano edgard y a mi dos maelis, 4.5, y 5.5.

Tener un rifle de esos por aquella epoca no era para cualquier chico de corta edad, la mayoria solia deambular por capuerales con gomeras tirando a las palomas y a las zaracuras en los bañados, era de status acceder a uno de ellos a los 11 o 12 años de edad, y te confinaba cierto status social que te diferenciaba de los demas.

Al principio siempre tiraba al blanco a tapitas de aluminio de viejas botellas de vino de vidrio, recuerdo la marca, Uvita.

Teniamos muchas, en grandes pilones acomodados en el viejo tinglado ya que mi abuelo Don christiansen tenia una distribuidora de alimentos por aquellos años.

Todo transcurria normalmente, y a unos meses despues de aquel primer dia que tome en mis manos mi propio rifle, atinaba con certeza a 20 metros a cada tapita que apuntaba y como ya lo venia haciendo ya un tiempo, empece a buscar otro objeto a que tirar, y claro, debajo de la tapita estaba el vidrio de la botella y me preguntaba si la romperia, asi es que..empece a romperlas, docenas y docenas rotas en pocos dias, tiradas en derredor del lugar.

Pasaron 4 dias si mal no recuerdo, tal ves 3 o 2, mi abuelo descubrio todo el desastre y… fue la primera ves que me sacaron mi preciado rifle 5.5 por 7, tal ves 15 dias por romper las botellas que ni me imaginaba que a mi abuelo le costaba dinero tenerlas, en fin, terrible el niño y me sonrrio levemente en estos momentos que ya no lo es ni sera mas, ya a pasado y quedado en el tiempo.

Cuando volvi a tener mi rifle, despues de dias de insistir que me lo devolvieran, continue con las tapitas…aunque… ¿ rompi algunas botellas mas?. Ohhh si… vaya que algunas mas las rompi, es que… verlas explotar (metaforicamente hablando) era emocionante en verdad.

Pasaron las horas, los dias, las semanas y un dia me pregunte si podria romper el 5.5 una ventana de vidrio real, bien.. habia que encontrar algunas adecuadas para el nuevo proyecto. Ese mismo dia recorriendo la parte de atras del deposito descubri 3 o 4 ventanas pequeñas a una haltura de unos 15 metros y considere que nadie las extrañaria asi es que…empece a tirarles con una municion conica hueca.

para mi sorpresa las ventanas permanecian intactas, no las podia romper, realmente no podia creerlo y senti bastante desilucion hasta que…, descubri que habian dos tipos de municion a la venta en una armeria ubicada en el centro de eldorado, esa armeria era del viejo Jhan, no recuerdo su nombre, en fin…eran bolitas pequeñas de plomo perfecto, mas pesadas que las conicas perforantes que usaba hasta ese dia.

pedi a mi padre que me comprara unas cajitas que train 100 balines y menos mal que ni se imagino para que era aquello, o para que las utilizaria, seguro penso que para seguir tirando a las tapitas de aluminio… o quizas se abra dicho, ¿ que macanas hara ahora alejandro?…

Cuando las tuve en mi posesion se imaginaran lo primero que hice, siiiiiii…. romper las ventanas del deposito, que serian algo asi como ventiluces del lugar, del espacio.

Supongo que en vano mi abuelo se abra preguntado como se rompieron las ventanas, aunque se abra imaginado que por el ahujero en medio de cada una fui yo y el 5.5 ya que una piedra arrojada con una gomera las abria roto en su totalidad.

Asi segui, macanas tras otras ese año, hasta que un dia, recorde la paloma muerta intentando volar cuando le arroje la piedra aquel dia y un año despues, y… aqui me detengo por unos instantes, pienso, y… no se que pensar realmente, pero tenia que caarlas con mi nueva adquisicion, no pense en la tristeza que me dio aquel acto pasado, solo sentia, me sentia en cierta forma con un nuevo poder y ese poder gritaba para mis adentros y me hacia desear cazarlas, pero nesecitaba un incentivo, un objetivo, no podia tan solo matarlas.

Cierto dia, pregunte a mi abuelo si ellos mataban palomas, cuando jovenes, me contesto que si, me narro como las bandadas de palomas de tradecita surcaban el cielo sobre el lugar volviendo a los lugares donde dormian y ellos le tiraban con una escopeta calibre 16 al vuelo, me conto que caian de a 10 o 15 palomas en cada tiro. trataba de colocasrme en su piel y verlas caer del cielo, escuchar el estruendo del disparo y tener la 16 en mis manos, inimaginable en verdad pero realmente lo hacia, y me sentia glorioso en un mar de incertidumbre.

Como seria matarlas en la realidad con el rifle, aunque ya lo habia echo con una piedra y me preocupaba realmente volver a sentir aquello, la tristeza por mis actos.

Asi es que me llene de historias de caza preguntando a mi abuelo, preguntando a mi tio llamado Seo, nesecitaba apoyarme en algo para efectuar aquel primer paso de caza real a un ser vivo, ese apoyo fueron las historias contadas, hasta que senti que era normal y no habia nada de malo en ello.

Si… mi abuelo me contaba esas historias y siempre al finalizar me decia, NO LAS MATABAMOS POR PLACER, en aquella epoca lo haciamos para comer, compartir con la familia…, tambien me recalco, nunca mates mas de lo que nesecitaras, no mates por matar, aprovechalo como alimento y si realmente lo nesecitas, esa ultima parte la olvide, creo a proposito ya que realmente queria incursionar en la actividad, y como no nesecitaba alimentos, debia olvidar, repito, esa ultima parte, …solo mata si nesecitas comer…

No recuerdo cuando ni donde mate mi primer paloma con el rifle, solo recuerdo aquella primer paloma con la piedra, y sin tener conciencia realmente de lo que hacia comence mi actividad de cazador, y como soy extremista por asi decirlo, pues, se volvio realmente un vicio el echo de pasarme horas y horas, con ropas camufladas que compre en la misma armeria, cazando a las palomas del lugar, en el bañado, en el yerbal, en el tesal, en el mandiocal y maizal, solo, mi 5.5 y yo en tempranas horas de la mañana, algunas con muchas neblinas, todo mojado, algunas con mucho calor y otras frias, muy frias, nunca cuando llovia ya que no podia arruinar el hermozo pavonado negro que el arma obstentaba.

Recuerdo que caminaba despacio, lento, en silencio buscando mis presas, sin apuros, tranquilo prestando atencion a cualquier movimiento sobre o debajo de los viejos arboles que habian en el lugar y rodeando las plantaciones. y es que ellas antes de bajar a tierra a comer semillas y gusanos en tempranas horas de la mañana se paraban largo tiempo en ramas secas justo al borde de las mencionadas plantaciones, y yo… acechando en la vegetacion, en la soledad, en esas mañanas que nunca olvidare en aquel lugar que ya no existe y que fue desplazado por la urbanizacion.

Me levantaba temprano, antes del amanecer, con 12 años de edad y me iba a cazar hasta las 9 de la mañana, traia unas 4 o 5 palomas tan solo, como mucho, para mi estaba bien, me sentia realizado, me sentia fuerte y util a la ves, aunque… analizandolo hoy dia al 2017, pues… a pesar de que tengo buenos recuerdos, lucharia por no hacerlo nunca mas, a no ser que… nesecite comer, aunque… ¿que raro?, siento que me gustaria volver a hacerlo, y siento que no debo hacerlo, siento que no debo rendirme al mal, debo luchar y de echo hasta en este justo momento mi sonrrisa, recordando, se apago y es la misma lucha, años tras años, una lucha que nunca termino ni terminara como tantas que tengo en el presente.

Quitar la vida a otro ser vivo deja secuelas en el ser humano, a la corta o larga algo sucedera en el espacio tiempo que influira en la existencia misma de cada ser, una pequeña piedra que muevas de su lugar cambiara algo en el universo en el que existimos, eso creo…el echo es que… antes de matar piensalo, ¿ porque lo haces?, ¿que te mueve el hacerlo?, ¿abra consecuencias?, ¿puedo evitarlo?, ¿como? ¿ tienes hambre?…

Realmente de no nesecitarlo, te aconsejaria no hacerlo…

Es sangre, te guste o no, que mancha tus manos. Creeme cuadno te digo que las consecuencias no son agradables, quizas, aunque…e vuelto a pensar y mirar el papel en el que escribo, me detuve unos segundos y no se que responder, es la lucha de siempre…

Supongo que debes tener deseos de existir, supongo que tambien los animales en su rustica vida tambien luchan por la vida…entonces… ¿porque quitarles esa magia, la magia de vivir, existir?. ¿ Porque quitarles su aliento?, el aliento de vida que todos deseamos mantener.

¿Porque?.

Escrito por alejandro ariel zuk – 5 de noviembre del 2017 – hora local que ya no lo es mas…22:30

Anuncios