Cartas

 

Carta a un Amor Perdido:

Mas alla de toda duda, una tenue luz blanca destello de entre cientos de millones de microceldas, destello de entre vidrio y plastico lcd, como un gran misterio surgido de la nada, o quizas del todo que nos creo.

Alli estaba, escrito con simples y superfluas palabras de aliento, como queriendo engrandencer algo, o alguien quizas, alguien carcomido por años de sombras pasadas, costumbres y errores.

Sentia que aquellas palabras llegadas a traves de satelites y antenas, eran como un gran choque de cometas, una gran explosion cosmica, una gran masa estelar acumulada, quizas, en grandes sentimientos de un ser, hasta entonces, desconocido, extraño, imaginario.

Era una mañana, entre lo hermozo del sol que bañaba esteros y montes y dias lluviosos y frios de invierno.

Esas pocas palabras llegadas del sur cercano, muy cercano, hicieron palpitar fuerte mi corazon inquieto, acelero mi pulso hasta que mis dedos, algo doblados por la edad, contestaron aquel sms con una ultima opcion. ENVIAR. Y aquellos Datos Circularon dentro de la red virtual de un mundo que nos consume y atrapa, como si fuera una vertiente de viejo y milenario bosque subtropical de un añejo o quizas, nuevo continente.

Un mundo imaginario creado por mi raza que nos atrapa, que nos aparta diariamente de la realidad, de lo palpable, de lo frio de un trozo de hielo antartico y de lo caliente del viento norte que antecede a constantes y humedas lluvias, en veranos tenues de calor constante.

Realmente no sabia las respuestas que debian surgir ante, quizas, la afirmacion surgida de alguna perdida fotografia o quizas de viejos escritos del pasado.

Se habia iniciado un sin fin de cruces de palabras, de cruces de sentimientos imposibles de corroborar.

¿que habia detras de toda esta inquietud amorosa?

¿Quien era esta niña cercana que afirmaba un extraño y fuerte sentimiento hacia aquel hombre del norte cercano?

Tal ves vio, lo que no puedo ver con mis propios ojos, con mi mente.

Tal ves ese sentimiento surgido de quien sabe donde fueron solo mentiras de una realidad ajena y lejana. Tal ves, solo tal ves y tal ves la soledad y la lujuria estaban casando y tal ves, la presa ya estaba identificada, indivdualizada.

Despues de años y años, de no sentir las vibraciones de palabras dulces, alli de pronto, de repente estaban presentes y en pocas letras, en letras tan simples y a la ves tan complejas, letras, que dependiendo de diferentes estados animicos, pueden crear una gran revelion interna, pueden crear microclimas intensos de pulsos electricos, llendo y viniendo por entre cientos de millones de ramas nerviosas, bien ocultas entre sangre y carne perfectamente acomodadas que forman algo y que pueden convertirse en todo.

Miles de preguntas surgieron, como viejas estrellas que alcanzaron con su luz aquel planeta joven y asi aun destruido.
Preguntas que se autocontestaron, algo tardias y con muchas dudas.

¿Por qué yo?. ¿Cómo puedes querer a alguien a quien nunca viste, a quien nunca sentiste, a quien nunca estuviste de alguna forma ligado?.
Tal ves la soledad emocional nos haga tomar estas extrañas decisiones, decisiones como saltos a grandes y obscuras, desconocidas, lagunas de quien sabe que lejano lugar.

Tal ves pretendemos tener todo, cuando en el fondo, muy adentro de nuestra organizada vida no tengamos nada.
Tal ves las sonrisas inunden cada dia de nuestras vidas, tal ves llenemos satisfactoriamente aquella bolsa de tejidos organicos entrelazados y geneticamente unidos en una solo pieza, tal ves las caricias llenen nuestro ser, nuestros cuerpos.
Tal ves tenemos posibilidad de visitar lejanos lugares, viejas montañas y valles.

Tal ves en esas largas horas de infierno tropical, estemos frescos sentados en, quizas, excelentes actividades adornados de algun que otro cuadro mal encuadrado, mal organizado horizontalmente rodeados de solidos transparentes, y en estos solidos transaparentes miraremos la lejana comarca, casi como pintada en el lienzo de la vida y nos daremos cuenta que nada hay dentro, que a pesar de todas estas cosas solo vacio negro y crudo hay en nuestras almas.

Si, a pesar de tener todo, muy dentro nuestro sentiremos que no hay nada.
Y esa nada quizás sea el todo que nesecitemos para seguir adelante, en la vida, buscando y buscando hasta que al final las respuestas encontremos.

Extraño sentimiento que surge, quizás, porque Dios, su esencia, no esta dentro, cerca nuestro.

Quizas todo aquello que nos hace sentir vacios y que algo nos falta sea simplemente Dios, quizás nunca encontremos nada de aquello que pretendíamos, como un extraño misterio, encontrar en los hilos de esta vida, en vivencias, en personas y lugares, y ¿saben que?, quizás no buscamos en el lugar correcto, ese extraño lugar ¿Dónde estará?, ¿Cómo llegar allí y ser felices, realmente felices, completos?.

Ese lugar, quizás, es en aquel en el que Dios anhela que estemos, o quizás sea una condición, un forma de vida, tal ves, solo tal ves, dejar ese vacio detrás, se pudiera obtener, encontrando el mágico sitio donde Dios nos esta esperando, tal ves, solo tal ves.

Muchas noches, muchos días, muchos atardeceres y amaneceres surgieron en mi mente la idea de querer estar con ese extraño ser casi compatible, distante entre valles al sur cercano.

Muchos días y muchas noches soñé con ella en lugares lejanos.

Muchos días y muchas noches quise olvidar mi presente y construir uno nuevo.
Hoy, cuando la noche, aun siendo noche iluminada por grandes rayos de julio en el horizonte, mande un único mensaje, entre escalofríos en estas manos que escriben este, quizás, poema del alma y que dice asi, simplemente asi.
EPDTMVCC, nunca lo olvides.

Y ustedes se preguntaran su significado, ese significado es algo, quizás triste o quizás muy alegre, quizás sea muy complicado, muy complejo de entender y sobre todo de mantener.

Tal ves los meses apaguen esa luz blanca que surgió meses atrás, alla por julio de quien sabe que año, en esta tierra roja que, tal ves, me vio nacer, en un celular, viejo celular.
Tal ves dure para siempre a través y aun después de todos los tiempos. Tal ves, solo tal ves.

Tal ves crik crik, tal ves, solo tal ves.

Escrito por Alejandro Ariel zuk
Eldorado misiones argentina – julio 28 del 2012 – 5:55 am

Anuncios